KARITE

De las nueces del árbol de Karité se extrae la manteca de Karité, árbol que crece en muchos paises de Africa Central. Esta es la base de la mayoria de los productos cosméticos de Karité. La manteca de Karité mejora la tonicidad de la piel, manteniendo su elasticidad y regenerándola. Pese a su aspecto graso, no es comedogénica -no produce granitos-, por lo que es ideal para el cuidado de todo tipo de pieles, desde las más sensibles a las más grasas. 

Su uso es muy recomendado para: pieles finas y suaves, mascarilla capilar, llagas, regenerador de heridas, activa la curacidón dérmica de herpes, para personas con SQM, contra la psoriasis. Es un perfecto protector solar totalmente natural, muy buen afther-save para pieles sensibles ....